Cuando se produce un fallo de mercado en banda ancha, es decir, existen zonas en las que los operadores de telecomunicación no invierten para llevar este servicio por no resultar rentables desde el punto de vista económico, normalmente es necesario que la administración pública deba intervenir para que las empresas y ciudadanos afectados tengan disponibilidad…