logoec

La sociedad Gigabit, el nuevo plan de la Comisión.

Según se extrae de datos que muestra la Comisión Europea, a mediados del año 2015 la UE alcanzó el 70.9% de cobertura banda ancha rápida (al menos 30 Mbps) y un 3.4% de penetración (en la población) de conexiones de banda ancha ultrarrápida (al menos 100 Mbps). Como recordamos, los objetivos marcados en materia de conectividad de banda ancha rápida y ultrarrápida para 2020 en la Agenda Digital para Europa eran de disponer del 100% de cobertura poblacional a velocidades de 30Mbps o superior y de penetración en hogares del 50% al menos a 100 Mbps. Desde el anuncio del Mercado Único Digital resulta más complejo realizar el seguimiento de estos indicadores, especialmente para el de penetración, que ahora lo dan en datos relativos a la población, no a  hogares.

Pues bien, pese a que parece que la UE está pasando apuros para alcanzar los objetivos de la Agenda Digital anteriormente comentados (especialmente el de penetración), el pasado mes de septiembre la Comisión Europea emitió un par de comunicados y una propuesta de Directiva orientados a dinamitar el sector e ir un paso más allá.

A través del comunicado “La conectividad para un mercado único digital competitivo – hacia una sociedad europea del Gigabit” , la Comisión justifica la necesidad de imponer nuevos retos a las redes de comunicaciones electrónicas, debido a los nuevos hábitos de consumo generados y a la demanda de servicios con mayor capacidad. En concreto nos hablan de 3 objetivos estratégicos para 2025:

  1. Al menos 1 Gigabit por segundo para los lugares que impulsan el desarrollo socioeconómico.
  2. Que todas las zonas urbanas y las principales vías de transporte terrestre tengan cobertura 5G ininterrumpida. Por zona urbana aplica la definición de “ciudad” de la OECD (en España habrían 98 “ciudades”) y por “principales vías de transporte terrestre”: autopistas, carreteras y ferrocarriles nacionales, de acuerdo con la definición de la red transeuropea de transporte.
  3. Todos los hogares europeos puedan acceder a una conexión a Internet con una velocidad mínima de 100 Mbps.

Además, se establece un objetivo intermedio para 2020Que la conectividad 5G esté disponible como un servicio comercial completo al menos en una gran ciudad de cada Estado miembro, partiendo de la implantación comercial en 2018. Con la definición de ciudad de la OCED, en España habrían 16 “grandes ciudades” si sumamos las de tamaño “L”, “XL” y “XXL”.

Para que esta visión sea una realidad la comisión propone una serie iniciativas:
  1. Un Código europeo de las Comunicaciones Electrónicas “El Código”: Una importante reforma del marco regulador de las comunicaciones electrónicas, que desemboque en nuevas directivas que de reformen el famoso “paquete telecom” que aprobado en 2002 y modificado en 2009. Además se plantea una revisión del reglamento del ORECE (regulador europeo).
  2. Un plan de de Acción 5G.
  3. Medidas políticas y financieras, entre las que se incluye el WiFi para Europa.
En esta entrada vamos a centrarnos en los dos últimos puntos.
Plan de Acción 5G

Para centrar el tiro, definamos primero los requisitos básicos que debería satisfacer “la 5G”: ofrecer conexiones de datos muy por encima de los 10 gigabit por segundo, una latencia por debajo de los 5 milisegundos y la capacidad de explotar los recursos inalámbricos disponibles (desde WiFi hasta 4G) y de manejar simultáneamente millones de dispositivos conectados.

Mediante otro comunicado la Comisión pide la aprobación del plan de acción propuesto “La 5G para Europa”, que tiene como objetivo base generar un ambiente propicio para la inversión en las redes 5G y crear nuevos ecosistemas innovadores, de manera que se mejore la competitividad europea y se ofrezcan beneficios concretos para la sociedad. La propuesta de Plan recoge 5 ámbitos de actuación y 8 actuaciones encaminadas a la consecución de este objetivo. A continuación se destaca el contenido más relevante:

1. Un calendario común de la UE para la introducción de la 5G.

La Comisión Europea trabajará con los Estados miembros y partes interesadas de la industria para lograr un calendario voluntario común para:

  • Promover pruebas preliminares a partir de 2017 y pruebas precomerciales a partir de 2018
  • Animar a los Estados miembros a desarrollar a finales de 2017 sus estrategias nacionales para el despliegue del 5G.
  • Garantizar que cada Estado miembro designe al menos, una gran ciudad “habilitada para soportar el 5G” antes de finales de 2020.

2. Facilitar el espectro radioeléctrico necesario para la 5G.

Disposición y ampliación del espectro radioeléctrico para la 5G con la siguiente combinación:

  • Espectro por debajo de 1GHz: centrándose en el “segundo dividendo” para poner a disposición la banda de 700 MHz, como ya se analizó en un post anterior “El nuevo dividendo se hace fuerte”.
  • Espectro entre 1 y 6 GHz: en el que las bandas armonizadas a nivel de la UE ya estén disponibles y tengan licencia de una forma neutra con respecto a la tecnología en toda Europa, siendo especialmente interesante la banda de 3.5 GHz.
  • Espectro por encima de los 6 GHz: para las bandas nuevas y más amplias que se determinen, en consonancia con el hito de la siguiente Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR-19).

3. Multiplicación de los puntos de acceso para la 5G.

El aumento esperado de “dispositivos siempre conectados” y el de capacidad exigida a la red, hace previsible que deban aumentarse los puntos de acceso y  limitar su radio de cobertura para garantizar los parámetros de calidad que se requieren para el 5G. En este sentido la Comisión solicita una coordinación voluntaria de los planes de ejecución entre los actores públicos y privados pertinentes, concretamente para coordinar las inversiones en estaciones base celulares e infraestructuras de fibra. También apoya una reducción de costes de instalación de estos puntos de acceso, mediante la supresión de obstáculos al despliegue de su instalación.

Parece que este ámbito de actuación va, por tanto, encaminado a establecer “privilegios” normativos para facilitar el despliegue de “micro/femtoceldas”.

4. Normalización de la 5G.

En este ámbito la Comisión plantea un reto normalizador que asegure la interoperabilidad, con especial atención a la integración del  IoT (“Internet of Things”) y la flexibilidad de las normas que permitan responder a nuevos ejemplos de uso surgidos en sectores industriales clave. Así, La Comisión solicita a los Estados miembros y a la industria, que se comprometan a:

  • Garantizar la disponibilidad de las primeras normas globales relativas a la 5G a más tardar a finales de 2019
  • Orientar la normalización desde un punto de vista global, tanto para el acceso radioeléctrico como para la red básica, teniendo en cuenta los casos de uso conflictivos (p.e. redes malladas) y la innovación abierta.
  • Establecer las asociaciones intersectoriales pertinentes, antes de finales de 2017.

5. Innovación 5G para apoyar el crecimiento.

Contempla, entre otros:

  • Despliegue de pruebas 5G seleccionadas con una clara dimensión europea a partir de 2018, presentando planes detallados a más tardar en marzo de 2017, sobre la implementación de pruebas precomerciales avanzadas.
  • Invitación a que los Estados miembros contemplen el uso de la futura infraestructura 5G para aumentar el rendimiento de los servicios públicos.
  • Establecer un instrumento de financiación de riesgo específico para la 5G.

Wifi4EU

La Comisión desea apoyar y fomentar la oferta de acceso gratuito a la WiFi a los ciudadanos en todos los servicios públicos (p.ej., administraciones públicas, escuelas, bibliotecas, centros de salud, museos, parques públicos y plazas) para integrar mejor la comunidades en el Mercado Único Digital, dar una idea de la sociedad Gigabit a los usuarios, aumentar la alfabetización digital y complementar los servicios públicos prestados en esas ubicaciones. Así, la Comisión plantea crear un sistema de “bonos WiFi” para que las autoridades públicas ofrezcan conexiones gratuitas en los “centros de la vida comunitaria”.

Para ello se estima una inversión de 120 millones de euros por parte de la UE.




Ingeniero de Telecomunicación & PMP