DSL vs FTTH. El cobre planta cara a la fibra óptica.

Nadie tiene la menor duda de que la fibra óptica ha revolucionado el mundo de las telecomunicaciones, siendo el medio idóneo para que los operadores puedan satisfacer la creciente demanda en banda ancha. Su capacidad para la transmisión de datos se podría considerar actualmente casi infinita, estando limitado por la electrónica que procesa, transmite y recibe la información. Esta es razón más que suficiente para que los operadores de todo el mundo hayan apostado fuertemente por ella con inversiones nunca antes conocidas en el sector. Sin embargo, la situación económica actual y las dudas en cuanto a la rentabilidad de la inversión para el despliegue de fibra en ciertas zonas, hacen que todavía se esté trabajando en exprimir lo máximo posible al omnipresente cobre.

La tecnología es la respuesta a una necesidad, y nuestro viejo amigo el cobre es prueba de ello. El ADSL y el resto de su familia (conocida como “xDSL”) surge por la necesidad de sacar partido a una red de acceso ya desplegada y que originariamente fue diseñada para prestar servicio telefónico fijo. Los objetivos por exprimir las redes existentes para ofrecer servicios de banda ancha llegaron incluso al sector de las eléctricas. La gran capilaridad de las redes de suministro de electricidad (más extensas incluso que las de cobre para el servicio telefónico) motivaron a las grandes eléctricas a explotarlas para ofrecer servicios de banda ancha con tecnología PLC (Power Line Communications). Sin embargo, los intentos  no cuajaron por considerarse que esta tecnología no era comercialmente válida para redes de acceso de banda ancha rápidas o ultrarrápidas debido, entre otros, al estado de la red y a los altos niveles de ruido que introducía el transporte de energía. No obstante, actualmente sí se usa con éxito para poder extender el servicio de banda ancha por el cableado de electricidad en nuestras casas con alta capacidad (hasta 500 Mbps)  y a precios muy económicos (desde unos 15 €).

El cobre planta cara a la fibra óptica. Foto tomada de Flickr, cortersía de Christian c

El cobre planta cara a la fibra óptica. Foto tomada de Flickr, cortersía de Christian c

Entrando ya en el cuadrilátero, analizamos dos de los boxeadores del equipo del cobre que plantan cara al FTTH : el “VDSL2 vectorizado” y el “DSL Rings”.

VDSL2 VECTORIZADO.

El VDSL2 definido en la recomendación G.993.2 de la ITU-T, es el pariente más aventajado del ADSL. Sus tasas de velocidad de bajada en condiciones óptimas llegan en la práctica a los 50 Mbps (en España las ofertas comerciales sólo alcanzan los 35 Mbps) en entornos cercanos a una central o nodo provistos con fibra. La mejora del VDSL2  no es novedosa, ya que la ITU-T aprobó en abril de 2010 la recomendación G.993.5 por la que se define una técnica llamada “vectorización” que se basa principalmente en la cancelación de la “telediafonía” (FEXT – “Far End crossTalk”). La diafonía se puede definir como una transferencia indeseada de la potencia de la señal proveniente de una fuente (señal A por par 1 en la ilustración), denominada perturbadora o interferente, a un destino diferente al pretendido, denominado perturbado o interferido. Cuando la diafonía se manifiesta en destinos próximos al destino de la señal interferente, se denomina “telefiafonía” (FEXT). La siguiente ilustración pretende explicar este efecto FEXT, que provoca una importante caída de rendimiento en tecnologías xDSL.

FEXT

Ilustración de la telediafonía (FEXT).

Uno de los principales fabricantes que ha apostado por esta tecnología es Alcatel – Lucent (ALU). ALU asegura que, después de entregar a diversos operadores más de un millón de líneas, es capaz de alcanzar con su tecnología los 100 Mbps en enlace descendente para bucles de hasta 400 m, utilizando para ello una sola línea de cobre (un par de hilos).

Pero aún hay más, porque sobre el VDSL2 vectorizado se han realizado pruebas aplicando técnicas de agrupación “bonding” (utilizar más de un par de hilos de cobre) que permiten duplicar las longitudes del bucle de cobre que logran alcanzar los 100 Mbps. ALU además defiende que se reduce por 3 la inversión necesaria para el despliegue de FTTH, proponiendo no obstante una solución escalable que a medio plazo puede evolucionar a este tipo de redes.

Tecnología VDSL2. Fuente: Alcatel - Lucent. https://www.youtube.com/watch?v=zkVmej4urx4

Tecnología VDSL2. Fuente: Alcatel – Lucent. https://www.youtube.com/watch?v=zkVmej4urx4

Como comenté anteriormente esta tecnología no está “recién sacada del horno” y ya son varios países de la Unión Europea en los existen ofertas comerciales basadas en la misma. De hecho, en 2012, Deutsche Telekom incluyó en su estrategia 2013-2015 un escenario con redes integradas poniendo en valor la utilización del VDSL2 vectorizado. Comercialmente lo ofertan como “VDSL 100” incrementando hasta los 100 Mbps sobre una oferta base de 16 Mbps por 10€ más al mes. Sin irnos aún del país germano, Vodafone también oferta accesos de 100 Mbps sobre esta tecnología y Telefónica hace lo propio a través de su filial O2 con su oferta “DSL -All in XL”. Por su parte, en Reino Unido, British Telecom tras terminar satisfactoriamente con la segunda fase de pruebas del VDSL2 vectorizado, comercializará conexiones de hasta 80 Mbps en bajada.

DSL RINGS.

Menos conocida pero presentada como una gran amenaza al FTTH según sus creadores, Genesis Technical Systems, afirmando que permite velocidades de bajada de hasta 400 Mbps en condiciones óptimas. Esta tecnología innovadora se basa en VDSL2 sobre la que se aplican técnicas de agrupación de pares “bonding” y un cambio en la topología de la milla más cercana al abonado, aprovechando la red de cobre actual e instalando unos nodos que agrupan en anillos de entre 2 a 15 abonados (Convergence Node – CN -). En cada casa de abonado que compone un anillo se instala un equipo (Home Gateway – HW -) que regenera la señal VDSL2, elimándose por tanto el efecto negativo que tendría a priori el aumento de la longitud del bucle al pasar a una topología en anillo. Además se aumenta la fiabilidad, ya que se aporta redundancia para cada abonado (hay dos caminos por donde llegar a cada usuario).

Arquitectura DSL Rings. Fuente: http://www.genesistechsys.com/products/dsl-rings

Arquitectura DSL Rings. Fuente: http://www.genesistechsys.com/products/dsl-rings

La cuenta de 400 Mpbs, en resumen, sale de sumar los 200 Mbps que podría suministrar las señales VDSL2 por los dos caminos disponibles que llegan a cada usuario, y suponiendo que se usa el máximo de ancho de banda definido en la recomendación G.993.2 de la ITU-T, es decir 30 MHz. Esto último, sin embargo, tendría una limitación en España, ya que como se refleja en el Plan de Gestión del Espectro en la Planta de Abonado, definido en el apartado sexto de la OBA (Oferta de Bucle de Abonado, revisada en febrero del presente año), se permite que para VDSL2 se use un máximo de unos 17 MHz de ancho de banda con una tasa máxima de 100 Mbps (perfil 17a de la recomendación G.993.2). Esta limitación haría que la velocidad teórica que se lograría con la tecnología DSL Rings en España descendiera a 200 Mbps en condiciones óptimas.

De momento no se conoce implementación comercial de esta novedosa e interesante tecnología. No obstante, según se anuncia en su página web, recientemente se ha cerrado un acuerdo con distribuidores asiáticos para el pilotaje del DSL Rings y el mBond (otra solución de la misma empresa basada en “bonding” sobre pares de cobre, en este caso más orientando a servicios de transmisión “backhaul” – conexiones entre la red de acceso y el núcleo de la red – ).

Sus creadores defienden que la implantación de esta tecnología supone una tasa de recuperación de la inversión mucho menor que en despliegues de FTTH (2 años frente a 20).

EN ESPAÑA ¿CUÁNDO Y DÓNDE?

Se trata de una cuestión difícil de precisar. De las dos tecnologías, parece que la que tiene más visos de aterrizar en nuestro país es el VDSL2, por su mayor madurez comercial y porque, como hemos visto, grandes operadores de telecomunicaciones que prestan servicio en España ya la emplean en otros países de la Unión Europea.

Sobre el DSL Rings, habrá que esperar su evolución y aclarar algunas dudas que surgen como por ejemplo, el encaje con las obligaciones de desagregación directa del bucle de abonado. A esto habría que sumarle el hecho de que es necesario la incorporación nuevos y necesarios elementos activos para el correcto funcionamiento de la red (especialmente problemáticos los instalados en casa de los abonados, “HW”). No obstante, es una interesante solución a la que conviene seguir la pista.

Un punto de inflexión para este asunto, podría ser la revisión que el regulador español (la CNMC) debe realizar antes de final de año de los mercados 4 y 5 (mercado de acceso físico a la red y mercado de acceso de banda ancha al por mayor, respectivamente). En este sentido, se postula que la CNMC puede decidirse por “abrir” la fibra de Telefónica en aquellos lugares donde no hayan redes alternativas de otros operadores. Existen posturas enfrentadas sobre el efecto que causaría esta decisión, los que consideran que podrían verse perjudicados los núcleos de población más pequeños por una posible paralización de despliegue de FTTH por parte de Telefónica (véase artículo de Ignacio del Castillo sobre “La encrucijada de la fibra masiva” ) y los que opinan que puede suponer un incentivo para que todos los usuarios tengamos unas ofertas más competitivas para acceder a servicios de banda ancha ultrrápida y que las zonas con posibles “fallos de mercado” podrán cubrirse con inversiones e incentivos públicos.

Sea como fuere, parece que la fibra óptica tendrá complicada su extensión en las zonas menos pobladas, existiendo, como hemos analizado, tecnologías alternativas que rompen la barrera de los 100 Mbps, dando otra vuelta de tuerca a los actuales bucles de abonado, optimizando su inversión y rentabilidad a corto y medio plazo. De esta forma la “nueva brecha digital” se vería disminuida, contribuyéndose del mismo modo a la consecución de los objetivos marcados por la Agenda Digital para Europa y en consecuencia por la Agenda Digital para España.

Esperamos tus comentarios en 




Ingeniero de Telecomunicación & PMP