Cómo conocer tu cobertura móvil en tiempo real

Entre toda la interesante información recogida en el último informe sobre banda ancha publicado por el Ministerio de Industria con los resultados en el primer trimestre de 2015, se encuentra la cobertura de redes móviles UMTS con HSPA (3,5G) y LTE (4G). Según este informe, un 99.7% de los hogares españoles dispone de cobertura 3,5G y un 76,3% de 4G, destacando que para este último se ha experimentado un incrementado del 28% respecto a 2014.

Hay que resaltar que estos datos se obtienen de la información que han suministrado los operadores móviles (Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo), quedándose con el mejor de ellos en cada núcleo de población. Los datos que suministra cada operador se generan mediante estimaciones realizadas a partir de las características técnicas de cada tecnología, y de modelos de propagación de las ondas radioeléctricas según la zona (modelos de propagación en zonas urbanas, suburbanas, rural….etc)

Por otro lado, las administraciones públicas ( y especialmente, el Estado por la posesión de las competencias exclusivas en telecomunicaciones) necesitan tener la información de cobertura lo más precisa y fiable posible, entre otras cosas, para dirimir en qué zonas se producen fallos de mercado y por tanto es necesaria su intervención para incentivar que las redes de acceso de nueva generación lleguen a la mayoría de los ciudadanos. A colación, en el BOE del día de hoy podemos encontrar un RD. por el que se regulan instrumentos y  procedimientos de coordinación entre administraciones públicas en materia de ayudas para fomentar la oferta y disponibilidad de redes de banda ancha, que recoge en su art. 2 la creación de un mapa detallado de cobertura de banda ancha por parte de la SETSI que facilite el diseño de las señaladas ayudas públicas.

En este sentido, y sin poner en tela de juicio la buena voluntad de los operadores, parece que sería deseable que la información de cobertura fuera dinámica y no quedar totalmente dependiente al resultado de una simulación que aportan las mismas empresas que son susceptibles de recibir este tipo de incentivos.

Y como suele decirse que para muestra un botón,  a continuación comparto los resultados de un pequeño experimento que he realizado para conocer la cobertura real (un “DriveTest a modo doméstico”) y compararla con los datos que publica el operador móvil dueño de la red monitorizada. Como veréis es muy sencillo, y todo el mundo que tenga un smartphone podrá hacerlo fácil y gratuitamente.

Para  llevarlo a cabo, una alternativa podría  ser el acceso a la información de nivel de señal que nos da el propio teléfono por defecto como se muestra en la siguiente imagen (Para Android: ir a Ajustes –> Acerca del dispositivo –> Estado –> Intesidad de Señal) (-98 dBm).

Información intensidad de señal en smartphone. Elaboración propia.

Información intensidad de señal en smartphone. Elaboración propia.

Pero mejor que esto podemos utilizar alguna de las numerosas aplicaciones gratuitas que registran la información de señal con la posición para que podamos montarnos nuestro “DriveTest casero”. Por ejemplo, en el Google Play podemos encontrar la aplicación GSM Field Test  o Network Monitor que aunque no muestra directamente los resultados en un mapa, el log que nos devuelve esta última aplicación contiene mayor información, además que permite la configuración del intervalo de tiempo de muestreo. Por estar razón decidí utilizar esta app para la realizar la prueba.

El lugar elegido para hacer este TEST es Coria del Río, municipio con 30.000 habitantes y a 12 Km de Sevilla capital. Tras descargar e instalar la aplicación en dos teléfonos (uno en modo 2G y otro en modo 3G), iniciarla en ambos terminales, y dar una vuelta en moto por la localidad con los móviles en sendos bolsillos , paso a mostrar y analizar los resultados del experimento.

Siguiendo el criterio recogido en el informe mencionado al principio de este artículo, se considera como válida (color verde) aquellas muestras que igualen o superen los -90 dBm de intensidad de señal recibida (“buena cobertura”) y en rojo el resto (“mala cobertura”).

Si representamos en un mapa cada una de las muestras tomadas y lo comparamos con la información de cobertura que nos muestra el operador móvil en su web oficial se obtiene lo siguiente:

Experimento cobertura 2G real (izq) Vs teórica (dcha). Elaboración propia (izq) y datos web operador (dcha)

Experimento cobertura 2G real (izq) Vs teórica (dcha). Elaboración propia (izq) y datos web operador (dcha).

 

Experimento cobertura 3G real (izq) Vs teórica (dcha). Elaboración propia (izq) y datos web operador (dcha)

Experimento cobertura 3G real (izq) Vs teórica (dcha). Elaboración propia (izq) y datos web operador (dcha).

Teniendo siempre presente  las limitaciones de los medios utilizados y que no se han recorrido todas las calles de la localidad, puede extraerse de este experimento que existen notables discrepancias entre la información que medimos y la que declara este operador en su web oficial. Concretamente en modo 2G se tomaron 230 muestras y en modo 3G, 218, de las cuales sólo el 15% en ambos casos registraron un valor de intensidad de señal igual o superior a -90 dBm (color verde “buena cobertura”).

En conclusión…

Parece razonablemente demostrada la necesidad de que las administraciones públicas, en el marco de sus estrategias para el fomento de extensión de coberturas de redes móviles de acceso de nueva generación, tengan acceso a información en tiempo real y de forma fiable, tanto del nivel de cobertura como de la calidad de las señales móviles.

Ya existen administraciones que han tomado cartas en el asunto:  la Generalitat de Cataluña ya ha implementando una solución para dar respuesta a la necesidad aquí planteada. Si tienes curiosidad, puedes descarte la aplicación móvil (Google Play)

Dejo por último un vídeo explicativo de esta interesante iniciativa:




Ingeniero de Telecomunicación & PMP