El vertiginoso despliegue de fibra óptica que estamos experimentando en España se asemeja en gran medida a una tormenta que descarga una ingente cantidad de agua en tan poco tiempo que los sistemas de desagüe no están preparados para soportar. La presión del mercado por ofrecer mejores servicios a mejores  precios hace que todo el…